Profesionales en Real Business Data Science

Generamos soluciones REALES de Ciencia de Datos e Inteligencia Empresarial enfocadas en hacer crecer los negocios. Ayudamos a que las empresas entren en la era del Big Data, tomando decisiones informadas, generando estrategias correctas y con indicadores para evaluar su desempeño.

Béisbol y Números

Béisbol y Números

En ese orden. Hace algunos años le escribí al autor del libro “Beisbol, el juego de los números” preguntándole si no debíamos tomar en cuenta la proclividad al error que generaba un jugador rápido cuando corría para primera. Me imaginaba a Ichiro Suzuki, hace muchos años pues, y mi argumento era que el tenía no sólo más infield hits, sino que seguramente también se embazaba más por errores. En ese momento no lo podía asegurar precisamente porque no se llevaba esa estadística. Me respondió que no, que era una tontería porque el error de otro jugador no medía la habilidad del bateador, que es en realidad lo que estamos tratando de medir. Ahora me entero de que sitios como Fangraphs siguen discutiendo si “en base por error” debe ponerle toda la culpa al fielder ¿Por qué tendría que ser castigado el bateador se pregunta Matt Klassen de Fangraphs[1]? Esta introducción sirve para tener un contexto de lo mucho que me meto en discusiones de béisbol. Yo JUEGO beísbol. Digo juego en mayúsculas porque canto entre pitcheadas. Corro al entrar al campo y corro más fuerte para salir. Dirijo al equipo. Grito. Peleo. A veces me he aventado algunas escenas dignas del “Tuca Ferreti”.

Una de las funciones de ser coach es mandar las señales al bateador o corredor en turno. En mis épocas “gloriosas” de jugar softball a los 18 años teníamos señas hasta para acomodarnos en el campo con cada pitcheada. Yo jugaba segunda base. El shortstop me hacía una seña con su boca cubriéndose con su guante que me dónde me tenía que posicionar. Siempre ha sido válido tratar de adivinar las señales del otro equipo. Nunca he pasado demasiado tiempo adivinando porque siento que una jugada bien ejecutada la verdad es que no importa si la sabías o no. Al final de cuentas cuando se enfrentaban a Mariano Rivera #42 todos sabían que venía un slider y aún así los dominaba. Adivinar las señales del equipo contrario sí da una ventaja adicional. Se cuenta que en 1951 Bobby Thomson de los Gigantes de Nueva York bateó un homerun a Ralph Branca de los Dodgers de Brooklyn porque sabía qué pitcheada venía. Los Gigantes habían elaborado un complejo sistema para robar las señales del cátcher a través de un telescopio y transmitirle la señal al bateador[i]. Los Red Sox en 2017 fueron acusados de usar especialistas para analizar videos en tiempo real y transmitir las señas a través un Apple Watch. El equipo de Boston fue multado tras analizar la evidencia[ii]. Cuando un amigo me preguntó si podría analizar el uso de inteligencia artificial para “robar” señales por supuesto que tuve que decir que sí.


Caricature of former Braves coach Bobby Dews. Courtesy of gtalumni.org

En el predictor http://jabrils.com/sp/index.html defines las señales que esté mandando tu equipo contrario.Una letra por acción: A) Toca su gorra B) Toca su pecho etcétera. Al final indicas si hubo o no robo de base. Con una velocidad asombrosa esta página descifró las señales que usé durante toda mi vida. Al final, sólo jugué en ligas infantiles donde siempre fue Toque (pecho) – robo (cintura) y hit and run (pierna) siempre después de un “indicador” que significa que en realidad la única señal que importa es la que sigue. Toda la pantomima que vemos hacer a los managers muchas veces es sólo para despistar. Fue por eso que me sorprendió la velocidad en que este robo advisor adivinó mis señales. Supongo que las señales se vuelven más complejas en un nivel más competitivo, pero también pueden irse haciendo más complejas las herramientas para su análisis. En las pruebas que hice no importa el número de señales para despistar en cuanto detectaba la “secuencia mágica” ya me predecía mi secreto robo aún antes de “terminar de dar” mis señales a la computadora.

Los usos de la inteligencia artificial son innumerables, por ejemplo, se puede determinar que clientes son más suceptibles a irse con tu competidor, mostrar que campañas están teniendo impacto favorables en las redes sociales tanto las tuyas como las de tus competidores, determinar los momentos de tráfico más pesados y aplicar una estrategia comercial de entrega de hamburguesas en tu automovil (Link), etc.

Al final para todo hay que estar muy atento a las señales del equipo contrario. ¿Recuerdan a Alan Turing? Alan Turing fue el principal responsable de descifrar Enigma, el código secreto utilizado por el ejercito Nazi en la Segunda Guerra Mundial contribuyendo con ello a acortar la guerra y salvar miles de vidas al reducir el número de bajas navales británicas y tal vez millones de vidas. Turing lo hizo “robando” las señales del coach de tercera. ¿Qué puede hacer la inteligencia artificial para tu negocio?

Referencias:

[i] https://howtheyplay.com/team-sports/Baseball-Signs-The-Games-Secret-Underbelly

[ii] https://yanksgoyard.com/2019/07/31/yankees-trickery-modern-era/


[i] https://blogs.fangraphs.com/the-error-of-the-reached-on-error/  

https://www.youtube.com/channel/UCQALLeQPoZdZC4JNUboVEUg        

Roberto Reynoso
Roberto Reynoso

Economista con 15 años de experiencia en: (i) Regulación Financiera, (ii) Banca y (iii) Consultoría. Logré costear mis estudios desde la secundaria con becas de excelencia académica. Las aptitudes que mejor me describen son: habilidades cuantitativas, "grit", curiosidad, una mentalidad de crecimiento, integridad, carácter y una mente pragmática enfocada solucionar problemas. En mi tiempo libre manejo un fondo de inversión basado en análisis de datos para juegos de beisbol y soy manager de un equipo de beisbol amateur. Manager de Los Cerveceros en la Liga Nocturna de Softbeis en Liga Olmeca.